Noticias
  • Intégrate con la bicicleta y la carretera con estas cinco sencillas pautas y consejos y disfruta de este deporte dando lo mejor de ti, evitando acabar frustrado a las primeras de cambio.

A menudo, los recién llegados al ciclismo de carretera no conocen los códigos y normas para poder disfrutar al máximo de esta disciplina, ya que habitualmente venían practicándola de una manera más esporádica o en entornos urbanos.

Según explica SoloBici, en 2020 se vendieron en España casi dos millones de bicicletas, batiendo el récord registrado en el país. Con estos datos, los nuevos enamorados del cicloturismo en carretera están llamados a conocer la tradición de esta modalidad, un aspecto que ha sido fundamental para su crecimiento. Por esta razón, es importante tener muy presentes estas 5 consignas del ciclismo en carretera para tus salidas, antes de plantearse dar una pedalada más e inscribirse en una carrera cicloturista:

  1. Mejor distancia que velocidad media

Un anhelo generalizado entre principiantes en carretera es querer lograr cuanto antes velocidades medias muy altas, sentirse lo más cercano a un ciclista profesional. Pero, la verdad es que es una medida muy poco representativa para ponderar los entrenamientos de carretera, puesto que depende en gran medida del desnivel acumulado, además de otros factores.

Por ello, comienza con objetivos de distancia, acomodándote a la postura sobre la bici y disfruta sumando horas de pedaleo. Una vez seas capaz de acumular kilómetros con facilidad, podrás pasar a la fase de tratar de ir más rápido. Por el contrario, con un orden inverso, podrá ser habitual que sufras pájaras cuando decidas hacer más kilómetros de los que acostumbras y te frustres con la experiencia.

  1. Prioriza la comodidad

Cuando llega el momento de escoger bicicleta, componentes y accesorios ultra deportivos, ligeros o aerodinámicos, no te dejes llevar por las modas y priorízate. Lo más importante es sentirte cómodo o cómoda en la bicicleta, para hacer kilómetros, disfrutando de tu esfuerzo y del entorno que te rodea. Así que, opta por la geometría más cómoda y relajada posible. No te fijes en los componentes que montan los profesionales, ya que la mayoría del material que utilizan es contrario a lo que necesita un cicloturista.

Lo mismo podemos decir del desarrollo de la transmisión. Las bicicletas aero, además de proponer una postura más exigente y un manejo delicado, cuentan con desarrollos cortos para ciclistas en buena forma o terreno plano. Si vas a completar todo tipo de recorridos, opta por desarrollos lo más amplios posible, para que puedas afrontar grandes ascensiones sin temor a no completarlas por falta de coronas.

  1. Aprende de la veteranía

De todos los consejos que puedas recibir como ciclista de carretera en una fase inicial, guiarte de la experiencia de una persona veterana en esta disciplina te hará aprender más y de forma más rápida. Trata de montar con ciclistas con más experiencia que tú, te enseñarán códigos muy importantes como saber rodar a rueda o dar relevos en una grupeta.

Además, podrás empaparte de las tradiciones del ciclismo, como el respeto al resto de ciclistas, pararte en el arcén a ayudar a otros ciclistas que han sufrido una avería o saludar siempre cuando te cruces con un compañero. Es fundamental preservar este código de conducta.

Igualmente, podrás aprender estrategias de entrenamiento o de nutrición, así como trucos para preservar tu seguridad con otros usuarios de la carretera y a optimizar tu rendimiento. Aprende de aquellos que tienen más tiempo invertido, ya que tú algún día podrás pasar el testigo a otro novato con las lecciones que hayas aprendido.

  1. Sé autosuficiente

Cuando vayas solo, es crucial que lleves contigo en las rutas y entrenamientos el material mínimo para reparar las averías más comunes de la bicicleta. Por supuesto, también deberás adquirir esos conocimientos mínimos. No hace falta ser un mecánico experto, pero sí saber reparar un pinchazo o solucionar la rotura de una cadena.

Además, prevé la alimentación e hidratación que vayas a necesitar con el fin de no requerir la ayuda de otros. Y, pase lo que pase, ofrécete a aportar todo lo que puedas cuando sea otro ciclista el que necesite tu ayuda.

  1. Cuidado con las imitaciones

Sabemos que el ciclismo es un deporte caro. Es una realidad que cada elemento que quieras comprar requiere de un desembolso importante. Pero, evita adquirir falsificaciones, especialmente en los artículos que repercuten en nuestra seguridad, porque puede ser peligroso.

Un casco o unas ruedas debidamente certificadas han sido desarrollados para absorber un impacto o soportar una determinada presión, y en este deporte las lesiones no son comunes, pero una caída a gran velocidad puede resultar extremadamente grave. Confía en productos originales adquiriendo las gamas que puedas permitirte. Tu seguridad es lo primero.